jump to navigation

Las miniguías de Albert. Corea del Sur, tradición y modernidad (III)
16 de Julio de 2020

Publicado por Albert en Asia , trackback

… Viene de Las miniguías de Albert. Corea del Sur, tradición y modernidad (II)

Después de un reparador descanso y de un buen desayuno iniciamos la ruta hasta Hahoe. Antes de llegar a nuestro destino final visitamos el Templo Beopju-sa en el PN Songnisan (Chungbuk Alps), destaca por la estatua de bronce de Buda de 33 metros de altura. Fue construido en el año 553 d.C. y llegó alojar 3000 monjes.

En Andong visitamos la Academia Confuciana Dosanseowon declarada Patrimonio Mundial de la Unesco.

40.jpg    41.jpg  © 2015 Albert Ferré

Finalmente llegamos al pueblo tradicional de Hahoe, patrimonio de la cultura internacional por la Unesco. La primera sensación fue muy negativa, llovía a mares, desde el parking hasta nuestro alojamiento debíamos ir andando por un camino embarrado, había turistas, etc. Aunque siempre se comenta que la primera sensación es la que vale, en este caso no fue así.

Nos alojamos en una casa tradicional coreana (Hanok), el trato recibido fue excelente aunque éramos los únicos clientes, además cuando se cerró el pueblo para los turistas pudimos pasear por sus estrechas calles con tranquilidad, sosiego y pudimos disfrutar de su arquitectura tradicional y de sus parajes, tuvimos la sensación de que en Hahoe sólo estábamos los pocos residentes y nosotros dos, la decisión de alojarnos en esta población fue un gran acierto. 

Como siempre nos levantamos muy temprano, el día amaneció con un radiante cielo un azul, pudimos volver a disfrutar del lugar, para los amantes de las máscaras tradicionales hay un interesante museo y es un buen lugar para adquirirlas. A media mañana cuando las hordas de turistas locales volvían a invadir este pueblo pesebre un taxi nos vino a recoger para acercarnos a la estación de tren de Andong.

30.jpg   33.jpg © 2015 Albert Ferré

Nuestro siguiente destino fue la ciudad de Gyeongju que fue la capital del Reino de Silla durante 1000 años, hay mucho por visitar y constituye un auténtico museo al aire libre. Hay un buena red de autobuses que nos permitirá desplazarnos de un lugar a otro.

Por la tarde visitamos la Gruta Seokguram, Patrimonio Mundial de la Unesco, con la espectacular por su belleza estatua de Buda. A continuación fuimos  al Templo budista de Bulguk-sa con más de 1400 años de antigüedad, un tesoro del patrimonio mundial.

Este templo fue edificado en el año 528 y ampliado en el 774 d.C. En su interior se encuentran siete tesoros nacionales de Corea, incluidas las pagodas de Dabotap y Seokgatap, el Cheongun-gyo (puente de la Nube Azul) y dos estatuas de buda de bronce bañado en oro. El templo está considerado una obra maestra del apogeo del budismo en el Reino de Silla.

Cuando estuvimos algunos patios del Templo estaban adornados con farolillos de papel de colores.

51.jpg  66.jpg  63.jpg               
                                                                                                                              © 2015 Albert Ferré

Nos alojamos en la zona del Lago Bomun, al día siguiente visitamos el Museo Nacional Gyeongju, uno de los más interesantes de Corea. Seguidamente nos desplazamos hasta el Parque Tumuli para visitar el observatorio astronómico (Cheomseongdae) construido entre el 632 y el 646 d.C. En este inmenso parque podremos contemplar las 23 tumbas reales (complejo de tumbas Daereungwon), se puede entrar a la de Cheonmachong de 13 metros de altura.

En esta zona del parque también se debe visitar el Templo budista Bunhwangsa construido en el año 634 por la Reina Seondeok, uno de sus edificios más destacados es la pagoda de piedra.

Si cruzamos la calle en dirección al mercado central (Jung-ang) podremos contemplar las tumbas Geumnyeongchong (en ella se encontraron muchos objetos que se exponen en el Museo Nacional como la corona de oro), y Seobongchong.

72.jpg 71.jpg © 2015 Albert Ferré

Nuestro siguiente destino fue la ciudad de Daegu famosa por el mercado de medicina tradicional oriental.

Desde Daegu nos dirigimos en tren a la ciudad costera de Busan. Es una gran urbe de más de 3,6 millones de habitantes.

La buena red de metro y autobús facilita los desplazamientos. Nuestra primera visita fue el Templo Budista de Beomeo-sa. Fundado en el 678 por el Rey Munmu es un recinto con edificios de gran belleza en un entorno con una naturaleza exuberante. Llegamos en la línea 1 de metro (estación Beomeosa) y luego en bus (nº 90) hasta la entrada del Templo, la bajada se puede realizar andando (45 minutos).

Al ser muy madrugadores pudimos visitar el templo casi sin personas (llegamos a las 8:30h), después de cruzar todas las puertas llegamos al Pabellón Bojeru, una estructura de gran belleza por su arquitectura y colorido desde este edificio se accede al patio principal dónde nos sorprenderá el delicado Pabellón Daeungjeon dedicado al Buda Shakyamun.

Nuestra siguiente visita fue la fortaleza de Geumjeong, un lugar para realizar senderismo. Desde la estación de metro (Oncheonjang) de la línea 1 se puede subir en teleférico y luego andar unos 10 minutos hasta la Puerta Sur.

Finalizamos el día visitando el Templo Seokbul-sa, es un templo moderno que destaca por las grandes figuras esculpidas en la roca, un inconveniente es la dificultad para acceder.

84.jpg 82.jpg 83.jpg
© 2015 Albert Ferré

El último día en Corea del Sur lo dedicamos a visitar el Mercado de Pescado de Jagalchi, se puede llegar en metro línea 1. Es el mayor de pescados y mariscos de Corea, todo un espectáculo. En la planta baja de la Lonja uno puede adquirir el pescado y en el primer piso degustarlo en los distintos restaurantes. Lo más complicado es llegar a entenderse, elegir y pagar el pescado es sencillo pero si luego quieres que lo frían es un poema ya que lo normal es comer el pescado crudo (raw fish) acompañado con un bol de arroz y una sopa picante de pescado (maeuntang). Al final lo conseguimos sólo nos faltó cocinarlo nosotros mismos, lo acompañamos con una cerveza fría, pero los locales lo hacen con soju (vodka local).

Toda la zona portuaria está repleta de puestos que venden el pescado fresco.

101.jpg © 2015 Albert Ferré

Entrada la tarde nos desplazamos desde Busan al aeropuerto internacional de Incheon (Seúl) con el tren de alta velocidad KTX (2h30), a última hora del día teníamos el vuelo de regreso a Barcelona vía Dubai.                                          

20.jpg 89.jpg 60.jpg
 © 2015 Albert Ferré

Viaje realizado en agosto 2015

Comentarios »

No hay comentarios todavía. Sé el primero