jump to navigation

Las miniguías de Albert. Corea del Sur, tradición y modernidad (II)
16 de Julio de 2020

Publicado por Albert en Asia , trackback

… Viene de Las miniguías de Albert. Corea del Sur, tradición y modernidad (I)

Al día siguiente y después de un reparador descanso iniciamos la ruta en el Mercado Namdaemun (cerca de la puerta Sungnyemun), es inmenso, ordenado y limpio y se puede comprar de todo, desde alimentos básicos hasta ropa. Para los amantes de la fotografía es un paraíso aunque los precios son algo caros si quieres equipos nuevos.

Nuestro siguiente destino era ascender al monte Namsan (262 metros), el mayor parque de la ciudad. Subimos en el teleférico y bajamos a pie por el camino que va paralelo a la antigua muralla de la ciudad. En la parte superior hay una excelente panorámica de la urbe y también se puede acceder a una de las edificaciones más emblemáticas de la ciudad, la Torre N de Seúl

25.jpg  27.jpg   © 2015 Albert Ferré

De regreso al centro, la zona de Myeong-dong está repleta de centros comerciales, bancos y tiendas. Uno de los edificios principales de esta zona es la Catedral Católica Myeong-dong de estilo gótico.

Por la tarde volveremos al animado barrio Insa-dong para seguir descubriendo nuevos rincones y visitar el templo de Jogyesa. Enclavado entre altos y modernos edificios este bello templo budista es el más importante de Corea. Destaca la puerta principal (Iljumun), el decorado Daeungjeon (Salón principal dedicado a Buda), la Pagoda de las diez reliquias de Buda de 7 pisos de altura, o el Baeksong que es un tipo de pino de 500 años de antigüedad, etc.

Seguiremos nuestra ruta hasta llegar a Cheonggyecheon Stream, un canal en pleno centro de la ciudad para pasear, relajarse y participar en las numerosas actividades que se celebran. Es un proyecto importante de urbanismo para esta ciudad tan densa. Llegados a la plaza Gwanghwamun para admirar las imponentes estatuas del Almirante Yi Sun-sin de la dinastía Joseon y el Rey Sejong “el grande” de Joseon.

Finalizaremos la ruta de nuestro segundo día en la Plaza Seúl con el edificio del Ayuntamiento, los hoteles President y The Plaza y el Palacio Deoksugung.

Tres veces al día se celebra la colorida representación de la ceremonia del cambio de la Guardia Real. La puerta principal destaca por su tamaño y altura, el Pabellón Hamnyeongj fue la residencia del rey Gojong hasta su muerte, el salón  Junghwajeon o salón del trono, etc. son algunas de las más destacadas dependencias.

Uno de los elementos decorativos más destacados en Corea es el pintado y coloración de edificios y elementos civiles y religiosos de madera. El Dancheong es una expresión del arte coreano a menudo en tonos vibrantes en combinaciones complejas. Podemos ver verdaderas obras de arte en la ciudad vieja, en los pabellones de los Palacios, en tambores, en casas tradicionales, templos, etc. Dancheong se fundamenta en cinco colores básicos; azul, blanco, rojo, negro y amarillo.

22.jpg 23.jpg 38.jpg
© 2015 Albert Ferré

El último día en la ciudad se puede dedicar a visitar la zona desmilitarizada (DMZ) entre las dos Coreas, numerosas agencias organizan la visita, nosotros no la hicimos ya que habíamos estado unas semanas antes en el lado del Norte (ya comentado en la miniguía correspondiente). Otra opción es acercarse al rio Han y realizar un crucero o visitar las instalaciones donde se celebraron los Juegos Olímpicos de 1988.

También se puede visitar el Palacio Gyeonghuigung, el Museo de Historia de Seúl y una parte de la antigua muralla de la ciudad.

Después de una interesante estancia en Seúl iniciamos ruta por Corea en coche hasta el Parque Nacional de Woraksan (9h.). Cerca de Danyang visitamos la espectacular Cueva Gosu y las tres islas de Dodamsambong antes de llegar al Templo budista de Guin-sa de la orden Cheontae.

Está compuesto por numerosos edificios dentro de un valle en el Monte Sobaeksan. Un lugar que genera paz y espiritualidad, recomiendo visitar cada uno de los edificios y si es posible conversar con los monjes, se pueden realizar estancias para la meditación. Antes de llegar a nuestro alojamiento visitamos el Parque Nacional de Sobaeksan. Para recuperarnos de la monumental paliza de coche al llegar al hotel pudimos tomar un baño en las aguas termales de Suanbo.

45.jpg © 2015 Albert Ferré

Continuará…

 

Comentarios »

No hay comentarios todavía. Sé el primero