jump to navigation

Las miniguías de Albert. Israel y Palestina (Cisjordania), tan cercanos pero tan distantes [I]
29 de Octubre de 2014

Publicado por Albert en Asia , trackback

Es un viaje que nos traerá muchas emociones, si sois creyentes podréis visitar algunos de los lugares más importantes del Cristianismo, del Judaísmo o del Islam. Para los laicos es una oportunidad para conocer una zona del mundo llena de historia y grandes contrastes no exenta de conflictos y tensiones.

Este viaje debe permitir conocer de cerca una situación que la distancia a veces distorsiona la realidad. La convivencia no es fácil y menos cuando hay tantos intereses económicos y estratégicos en una de las zonas más calientes del mundo.

La sociedad laica israelí y palestina es muy distinta a la fundamentalista islámica, judía o cristiana. La religión no ayuda y menos cuando se vuelve algo que está por encima del bien y del mal y las personas quedan en un segundo plano.

He tenido la oportunidad de hablar con personas de ambos lados del muro que me han expresado sus esperanzas e inquietudes, pero lo que es claro que todos deberán ceder si lo que quieren realmente es convivir con seguridad en una tierra que es tanto de unos como de los otros…

 

 001.jpg
© 2013 Albert Ferré 

Muchos viajeros hacen una extensión a Israel, en especial a Jerusalén, de dos a tres días cuando visitan Jordania, recomiendo dedicarle a este viaje al menos diez días.

En Palestina solamente hemos podido visitar parte de Cisjordania, la franja de Gaza no se puede acceder por temas de seguridad. Nos ha sorprendido positivamente, la gente es muy amable y sus mercados están muy animados especialmente el de Nablús. Tanto en Ramalha como en Nablús hay una fuerte inversión económica, nuevos edificios de oficinas, viviendas y dependencias del Gobierno, muchos palestinos que viven en el extranjero están invirtiendo en el futuro de Palestina.

Hay numerosos vuelos que enlazan Madrid o Barcelona con Tel Aviv, Vueling, Iberia, Air Europa o El Al tienen varios vuelos directos a la semana.

La vida en Israel es cara por lo que contratar un viaje individual nos resultará muy costoso. Si queréis ir por vuestra cuenta os recomiendo contactar con Fabiana Feller, es Argentina y guía oficial para Israel, su email es fabiron0@walla.com.

Para visitar Cisjordania (Ramalha y Nablus) recomiedo a un guía armenio Rafi Tavitian, su email es raftay11@hotmail.com.

Hay mucha oferta de alojamiento aunque en la mayoría de casos a los hoteles les falta un lifting. Si es posible recomiendo alojarse en un kibbutz.

La comida es muy variada, los restaurantes judíos  ofrecen productos kosher “puros”, los que cumplen los preceptos de la religión.

La zona es segura a pesar que nos podemos encontrar con alguna situación complicada, antes de viajar y durante la estancia hay que estar informado.

Tener muy presente que, especialmente en Jerusalén, el sábado (Sabbat, festivo para los judíos desde el anochecer del viernes hasta el anochecer del sábado) se para toda la actividad, los transportes públicos no funcionan, los restaurantes judíos están cerrados, para colmo algunos hoteles tienen ascensores que durante el Sabbat hacen fiesta.

Por temas de seguridad toda la operativa en el aeropuerto es lenta hay que pasar un control previo a la facturación en la que nos realizaran numerosas preguntas. El pasaporte español es válido para entrar a Israel.

Tel Aviv

Desde el aeropuerto internacional Ben-Gurión podemos tomar el tren hasta la estación Merkaz en Tel Aviv. Otra opción es el taxi, los precios están controlados pero son caros unos 140 ILS (shéquel israelí) unos 30 euros.

Tel Aviv es una ciudad muy animada y de estilo europeo, recomiendo alojarse en algún hotel ubicado en el largo paseo marítimo de unos 6km y con buenas playas.  El centro de la ciudad está situado en la confluencia de las calles Allenby, King George, y Sheinken. 

 002.jpg   © 2013 Albert Ferré

Enclavado en el barrio yemení encontramos el bullicioso Mercado Carmel, muy cerca esta la calle peatonal Nahatal Binyamin con su mercado de artesanía y la casa Bialik.

Por la tarde es recomendable visitar la ciudad vieja de Jaffa con más de 4000 años de antigüedad. Su mercadillo, las calles estrechas, el Monasterio de San Pedro, la Torre del Reloj y el Puerto Viejo son algunos de los lugares más destacados. Hay numerosos restaurantes para cenar, el Noa Bistro, el Cordeli, el Yo’Ezer o el Container. Es un buen lugar para probar uno de los platos típicos el “hummus”.

En Tel Aviv hay numerosos museos como el Museo de Arte, el de Helena Rubinstein, el Museo Ben-Gurion, o el Salón de la Independencia.

Desde Tel Aviv se pueden realizar numerosas excursiones al Mar Muerto para experimentar la sensación de flotar sobre el agua, o a la antigua fortaleza de Masada, una colina desértica rodeada de imponentes precipicios que sirvió a unos mil judíos resistir al cerco de las Legiones del Imperio Romano (72 d.c) y que prefirieron suicidarse antes de ser esclavos de los romanos. Para los israelíes significa “nunca nos capturarán vivos”.

Cesarea

Fue una de las grandes ciudades de la antigüedad, fundada en el siglo III o IV como un pequeño asentamiento fenicio, en el año 22 a.C. Herodes construyó una gran ciudad como homenaje al emperador romano Augusto. Poncio Pilatos residió en ella entre los años 26 al 36 d.C.

El Anfiteatro Romano, el hipódromo (anfiteatro herodiano), y la fortaleza de los cruzados son tres de las principales construcciones que podremos contemplar, es muy recomendable ver la proyección sobre la historia de la ciudad al entrar en el yacimiento arqueológico.

003.jpg
                                          © 2013 Albert Ferré                                                                      

Haifa

Es el principal puerto marítimo de Israel. Lo más destacado para visitar es la Cueva del profeta Elías, lugar sagrado por tres religiones diferentes. El Monasterio Carmelita Stella Maris destaca por sus bellas pinturas. Finalmente visitaremos los espectaculares Jardines Bahies, el bahaísmo se basa en la idea de un Dios, la igualdad de los seres humanos y, la unidad de todas las religiones.

San Juan de Acre (Akko)

Acre es la ciudad de los Cruzados aunque su historia se remonta muchos siglos antes. En textos sagrados egipcios del siglo XIX a.C ya se menciona, se dice que Hércules encontró refugio para curarse de sus heridas. Alejandro Magno estableció en este importante puerto una casa de la moneda en el 333 a.C.

Hay que visitar la Ciudadela con las impresionantes salas de los caballeros, y la mezquita Al-Jazzar construida en 1781. Otros puntos de interés en la ciudad vieja son el Hammam al-Pasha (baños turcos), el zoco, el “caravansérail” Khan al-Umdan y el puerto viejo (fortaleza de los Templarios y el faro). Desde este punto se puede divisar en los días claros el Líbano.

 005.jpg   006.jpg
© 2013 Albert Ferré                                                                           © 2013 Albert Ferré

Safed (Tsfad)

Es una pequeña pueblo para perderse. Centro del misticismo judío (Cábala) su casco antiguo está repleto de callejones empedrados y empinadas escalinatas de piedra con antiguas sinagogas, galerías de arte y casas antiguas.

Uno de los puntos de mayor interés para visitar es el barrio de las sinagogas, barrio judío tradicional con la Sinagoga Asquenazí Ari, la Sinagoga Caro, la Sinagoga Abuhav, o la Sinagoga Sefardí Ari. Otros lugares destacados son el Museo HaMeiri, las lechería/quesería HaMeiri y Kadosh.

Recomiendo pasear por el barrio de los artistas, antiguo barrio árabe. En la actualidad está repleto de galerías de arte en las que exponen algunos de los artistas más relevantes de Israel. 

 007.jpg  008.jpg
© 2013 Albert Ferré                                                                                     © 2013 Albert Ferré

En esta zona del país nos podemos alojar en algún hotel o kibutz de la zona de Tiberiades o del Mar de Galilea. Recomiendo el kibutz Kfar Giladi Hotel  en la Alta Galilea y muy cerca de la frontera con el Líbano, tiene excelentes instalaciones y vistas al valle del río Jordán y a los Altos del Golán.

En la zona de la Alta Galilea hay numerosas bodedas que elaboran excelentes vinos, Dalton Winery, Adir Winery, o Bahat Winery son algunos de los productores que se pueden visitar y degustar sus caldos. Monte Tabor

Desde su base hay que tomar un taxi compartido que realiza la ascensión por una empinada carretera con muchas curvas (+- 3km) en pocos minutos, para los amantes al senderismo hay varios recorridos pero el sofocante calor de verano no lo hacen muy recomendable.

Desde sus 588 metros de altitud es una magnifica atalaya que domina todo el valle que lo rodea.

Antes de llegar a la Basílica de la Transfiguración, a mano derecha vemos el Monasterio e iglesia de los franciscanos, se agradece la sombra que dan los árboles del paseo.

La Basílica de la Transfiguración es de las más bonitas de Tierra Santa y alberga unos bellos mosaicos y una espléndida cripta.Continuará…

Ver Israel y Palestina (Cisjordania) Tan cercanos pero tan distantes [II] 

Comentarios »

1. web site - Abril 28, 2015

web site…

albertferre.com » Las miniguías de Albert. Israel y Palestina (Cisjordania), tan cercanos pero tan distantes [I]…

2. high heels sandals - Julio 14, 2015

high heels sandals…

albertferre.com » Las miniguías de Albert. Israel y Palestina (Cisjordania), tan cercanos pero tan distantes [I]…