jump to navigation

Las miniguías de Albert. Nepal I
14 de Noviembre de 2008

Publicado por Albert en Asia , trackback

NepalVisité Nepal en mi primer viaje al continente asiático allá por 1982. Sus pueblos y ciudades parecían sacados de la Edad Media. Recuerdo profundamente la amabilidad de sus gentes y un paisaje único, especialmente para los amantes al montañismo. Las míticas cumbres del Himalaya (Everest, Annapurna, Lothse, Makalu, etc…), hicieron que mi primer encuentro con esta tierra fuera inolvidable a pesar que me llevé de souvenir una Taenia saginata.

En 1996 volví a visitarla pero las cosas ya no eran lo mismo, o a mí no me lo pareció. Miles de turistas invadían las calles del centro de Katmandú y los pueblos ya no eran aquellos pesebres en los que uno se podía sentar para ver transcurrir el tiempo y compartir experiencias.

Pero a pesar que el turismo masivo puede hacer perder parte del encanto, Nepal es un lugar que recordarás para siempre si decides visitarlo.

Aunque se trata de un país tranquilo, en los últimos años se ha visto agitado políticamente por el alzamiento del Partido Comunista (Maoísta), la abolición de la Monarquía (2007) y la proclamación de la República (2008).

Para llegar a Nepal desde Europa lo más habitual es volar con destino Nueva Delhi (India) y luego enlazar con vuelo a Katmandú. Nepal Airlines (antes Royal Nepal Airlines) tiene vuelos desde Delhi, Hong Kong, Bangkok, o Bombay entre otros aeropuertos.

Hay que tener muy presente que para salir de Katmandú hay que confirmar varias veces los pasajes ya que en temporada alta, los vuelos van siempre completos y es más que habitual el temido overbooking, sobre todo si se vuela con Nepal Airlines.

NepalSi uno vuela desde Delhi a Katmandú hay que hacer lo posible por sentarse en los asientos de la derecha del avión (asientos A,B) para poder así contemplar la cordillera del Himalaya.

Katmandú tiene un millón y medio de habitantes y está situada en el valle del mismo nombre en el centro del país y a una altitud de 1.300 metros sobre el nivel del mar. Hay una gran variedad de alojamientos y restaurantes para todos los bolsillos. Es una ciudad para conocerla paseando.

Podemos iniciar la visita en la plaza Durbar (Palacio), que era el lugar donde los reyes se coronaban y reinaban. En la actualidad, es el centro de la ciudad vieja y destaca por los numerosos monumentos que datan de los siglos XVII y XVIII.

Allí se encuentra el imponente templo de madera de Kasthamandap que dio nombre a la ciudad y en el que cada mañana los vendedores de frutas y verduras del valle montan sus puestos. El Maju Deval, templo de tres tejados, con sus nueve escalones es un buen lugar para observar la vida de la plaza. También lo es el antiguo palacio real de Hanuman Dhoka.

También podemos visitar el Kumari Bahal (casa de la diosa viviente), hogar de la Kumari, que fue la niña escogida para ser diosa viviente de la ciudad hasta que alcanza la pubertad. Las ventanas de madera destacan por su belleza y magníficas tallas. Está prohibido fotografiar a la diosa. Una de las esculturas mas destacadas es Kala Bhairab, Shiva en su faceta más aterradora.

Desde la plaza Durbar se pueden realizar recorridos por las callejuelas del barrio antiguo para descubrir templos muy interesantes como la Stupa de Kathesimbhu, lugar de peregrinaje de los tibetanos, el templo de Annapurna (dedicado a la diosa de la abundancia), o el santuario de Ganesh.

Indra Chowk es un patio dedicado a la divinidad de Indra y lugar donde los comerciantes de telas venden sus productos. A la derecha de la plaza encontramos el templo de Akash Bhairab.

Katmandú es, además, un buen lugar para ir de compras, especialmente en Thamel, que también es un buen sitio para cenar. Aunque el más concurrido es el mercado de Asan Tole. La calle Freak cerca de la plaza Basantapur fue lugar de moda en la época hippie, años setenta, cuando Katmandú era la meca de los viajeros en busca del nirvana.

Cuando llegué por primera vez en 1982 y paseaba por las calles se podía ver como se vendía y alquilaba todo tipo de material para las expediciones a las cumbres del Himalaya, recordando las gestas de los primeros alpinistas como Mallory, Irvine, Hillary o el sherpa Norgay.

Para los que no deseen o no puedan ir de un sitio a otra andando, pueden usar los rickshaws, Eso sí, hay que acordarse de pactar el precio antes de empezar el recorrido.

Desde esta ciudad se pueden realizar numerosas escapadas a lugares de interés del valle. Al oeste se encuentra la gran stupa de Swayambhunath, un edificio majestuoso que uno no puede dejar de visitar. A pocos metros se encuentra el Museo Nacional, pero lo realmente vale la pena visitar es la Galería de Arte con una rica colección de arte hindú, budista y tibetano.

Pashupatinath, el principal templo hindú de Nepal, está situado a la orilla del río sagrado Bagmati y es uno de los más importantes dedicados a Shiva. También es lugar de peregrinación de fieles y sadhus (hombres santos).

La orilla del río Bagmati es lugar de incineraciones. Hay una parte dedicada a las de la familia real. Es habitual presenciar alguna en uno de los seis ghats crematorios, por lo que se debe ser respetuoso con toda la ceremonia y no hacer de vulgar paparazzi.

Bodhnath es el centro religioso de la población tibetana que vive exiliada en Nepal. La stupa de Bodhnath es una de las mayores del mundo y alrededor se han construido varios monasterios (gompas).

Todo viajero que vaya a Nepal debe visitar la bella ciudad de Patan. En la plaza Durbar está la mayor concentración de edificios de arquitectura newar. Destacan los Templos de Bhimsen, el de Krishna Mandir, que lo construyó el rey Siddhinarsing Malla, el Templo Dorado, el de Kumbeshwar, el de Rada Krishna o el Palacio Real. Esos son algunos de los numerosos edificios a los que hay que ir. Patan es un lugar excepcional y es realmente recomendable pasear por sus callejuelas a última hora de la tarde. Es toda una experiencia.

Continuará…
Fotos Albert Ferré

Comentarios »

1. Henry - Noviembre 23, 2008

Katmandú es una pasada y eso que solo es en fotos.

La Plaza Durbar invita desde luego que invita al paseo y a más cosas.

Impresiona mucho la foto del templo de los tres tejados, es posible que en una foto quepan todos. :).

Es para no parar comentando.

Estoy de acuerdo con lo de que la segunda vez que vuelves a un lugar de viajero notas cambios, ya no es como la primera vez, creo que una vez te comenté un trocito del libro “la historiadora” me lo ha vuelto a recordar tu comentario.

Tus fotos como siempre, soñadoras.

Abrazos, y Saludos, Albert!.

2. Albert - Noviembre 23, 2008

Hola Henry, espero que la segunda parte de esta mini guía sea de tu agrado.

Saludos

Albert

3. albertferre.com - Noviembre 29, 2008

[…] Viene de Las miniguías de Albert. Nepal I […]

4. CharlesTeema - Junio 8, 2018

This non-standard real depends on how much you need to comment gagner de l’argent draw, how dream of you neediness to maintain the riches (spell of the accommodation), your revenues, etc. You can do a google search for “no reliability fit” lenders as there are specialized lenders that for.